¿Para quién es esta guía?

  • Productores que quieran incluir en su trabajo maquetas de grabaciones sonoras protegidas por derechos de autor.

  • Artistas discográficos que quieran explorar las opciones de licencia para sus proyectos grabados.

  • Cualquiera que desee utilizar grabaciones sonoras protegidas por derechos de autor en sus obras de audio o audiovisuales.

Contenido

¿Qué es una Licencia de Uso Maestro?
Cómo Obtener una Licencia de Uso Maestro
Otras Licencias Necesarias para Utilizar Grabaciones Sonoras
Los Derechos de Uso Maestro en los Contratos Discográficos
Fuentes

¿Qué es una Licencia de Uso Maestro?

Una licencia de uso maestro permite al licenciatario utilizar una grabación sonora protegida por derechos de autor en un nuevo proyecto. Normalmente, los licenciatarios pretenden utilizar las grabaciones en proyectos audiovisuales o como maqueta en una nueva grabación de audio.

Para entender los derechos de uso maestro, es importante tener una comprensión básica de la diferencia entre las grabaciones sonoras y las composiciones . Al obtener una licencia de uso maestro, los únicos derechos que se conceden son los de la grabación sonora.

Esto significa que cualquier composición con derechos de autor incorporada en la grabación debe ser licenciada por separado.

Cómo Obtener una Licencia de Uso Maestro

Las licencias de uso maestro se obtienen del propietario de la grabación sonora o de alguien autorizado para licenciar propiedades intelectuales en su nombre. Esto significa que el primer paso en este proceso de concesión de licencias es identificar al propietario de los derechos de autor de la grabación sonora.

La mayoría de los contratos con sellos discográficos incluyen una cláusula que obliga al artista discográfico a ceder sus derechos de masterización a la compañía discográfica, lo que deja un gran número de masters en posesión de los sellos discográficos. Sin embargo, algunos artistas discográficos tienen la posibilidad de negociar sus contratos para asegurarse de que conservan sus derechos de masterización o para recuperarlos al final de la vigencia del acuerdo.

Además, hay artistas independientes que no utilizan en absoluto los servicios de los sellos discográficos y, por tanto, no se enfrentan al problema de ceder los derechos de sus grabaciones sonoras.

Hay varias formas de localizar al propietario de una grabación sonora. El método más sencillo es consultar las notas de la grabación para ver qué sello discográfico aparece, si es que hay alguno. La mayoría de los sellos discográficos tienen contactos para la concesión de licencias en sus sitios web.

Si no se puede descubrir el propietario a través de los créditos o de las notas de la grabación, hay muchas bases de datos disponibles para la búsqueda pública. Una entrada del blog de Sonicbids proporciona los siguientes recursos como un buen lugar para comenzar la búsqueda del propietario de una grabación sonora:

*Nota: Lista de artistas, no de propietarios de derechos de autor.

Es importante tener en cuenta que el hecho de no poder identificar al propietario de los derechos de autor no significa que ya no se necesite una licencia. Hay servicios que se pueden contratar para buscar a los propietarios de los derechos de autor.

De lo contrario, el titular de la licencia puede preferir elegir otra grabación para utilizarla. Nuevamente, el hecho de no poder localizar al propietario de los derechos de autor no es una defensa válida para la infracción. Los individuos que no licencian adecuadamente las grabaciones sonoras pueden ser llevados a los tribunales por infracción de los derechos de autor.

Otra nota importante es que TODOS los propietarios de una grabación sonora deben aprobar la licencia de uso maestro. Los acuerdos de licencia de uso maestro suelen incluir cláusulas que describen las condiciones de compensación, crédito, representaciones y garantías.

Otras Licencias Necesarias para el Uso de Grabaciones Sonoras

Una licencia de uso maestro sólo concede permiso para utilizar una grabación específica en un proyecto determinado. Hay otras licencias necesarias para asegurarse de que el uso sea totalmente legal, dependiendo del contexto de uso.

Una licencia de sincronización (link required) (licencia de sinc para abreviar) concede el derecho a sincronizar una composición con una obra audiovisual. Como se ha dicho anteriormente, las licencias de uso maestro sólo conceden los derechos de uso de una grabación sonora protegida por derechos de autor. Al obtener una licencia de sinc y una licencia de uso maestro, se conceden los derechos tanto de la composición como de la grabación sonora para su uso dentro del proyecto.

Si una persona desea utilizar una parte de una grabación sonora protegida por derechos de autor (una maqueta) en una nueva grabación sonora y no en un proyecto audiovisual, no se requiere una licencia de sincronización. Sin embargo, sí se requiere una licencia mecánica para el uso de la composición. En este ejemplo, necesitarás tanto una licencia de uso maestro como una licencia mecánica para utilizar la composición Y la grabación sonora.

Derechos de Uso Maestro en los Contratos Discográficos

Los derechos de uso maestro se incluyen a menudo en los contratos discográficos. Normalmente, un contrato discográfico incluye una cláusula que requiere que el artista acepte renunciar a sus derechos de masterización para obtener un adelanto de la disquera para financiar su proyecto y lanzamiento. De hecho, los derechos de masterización suelen cederse en estas situaciones, ya que los sellos discográficos necesitan tenerlos para contar con suficiente control para hacer su trabajo para el artista.

En algunos casos, el artista empezará a beneficiarse de los flujos de ingresos de las licencias maestras después de (y si) el anticipo se paga en su totalidad a través de la recuperación después de que las regalías comiencen a llegar.

En el modelo de negocio tradicional de un sello discográfico, las grabaciones maestras obtenidas de un artista discográfico han servido como activos a largo plazo y suelen proporcionar la mayor parte de los ingresos de un sello. Por ejemplo, Sony Music Entertainment posee las grabaciones maestras originales de Bruce Springsteen, Bob Dylan, Elvis, Johnny Cash y muchos más. Debido al tamaño y la popularidad de estos artistas, SME sigue ganando regalías por la venta de sus grabaciones maestras.

Asimismo, el dinero obtenido de estas grabaciones maestras permite a la disquera seguir financiando los costos de contratación de nuevos artistas con la esperanza de que unos pocos proporcionen más activos de alta rentabilidad a largo plazo.

Cabe señalar que este modelo de negocio está cambiando en la industria musical moderna. Muchos artistas deciden conservar la propiedad de sus masters y optan por asociarse con una empresa de entretenimiento de "servicios de sello" que ofrece los servicios de un sello discográfico (marketing, distribución, relaciones públicas, etc.), permitiendo al mismo tiempo que el artista conserve el control de los derechos de autor de sus masters.

Como ocurre con cualquier cláusula contractual, con el contrato de grabación se puede negociar si un artista quiere intentar conservar sus derechos de masterización. En algunos casos, las negociaciones darán lugar a que se establezca un periodo de tiempo para limitar la cantidad de tiempo que los derechos de masterización son propiedad de la disquera.

Fuentes

https://www.thebalancecareers.com/master-license-for-music-recordings-2460595
http://blog.sonicbids.com/who-owns-that-song-how-to-research-copyright-ownership
https://www.ascap.com/help/career-development/How-To-Acquire-Music-For-Films

Compuesta por

Mamie Davis, Jacob Wunderlich, Luke Evans, Rene Merideth, Jeff Cvetkovski y Aaron Davis. Traducción: Ana Berberana, Maria Lozano, Rafa Cazares.

¿Quieres utilizar esta guía para algo más que una lectura personal? Buenas noticias: puedes hacerlo, siempre que su uso no sea comercial y des crédito a Exploration.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License.