Por qué escribimos esta guía

Las letras son parte fundamental de la música moderna. Muchas de las canciones más atractivas del mundo utilizan la letra para contar una historia y transmitir emociones a través de la música.

Los compositores deben conocer los derechos básicos asociados a las letras que crean. Los Editores Musicales deben saber cómo monetizar estos derechos mediante licencias y proteger las obras de sus compositores. Todos los interesados en el negocio de la música deberían apreciar mejor el impacto y la importancia de las letras.

Contenido

Qué es una Letra?
¿Qué es un Derecho de Letra?
La Licencia de Letra
Grabación de Canciones de Éxito con Letra Modificada
La Letra en la Mercancía
La NMPA y las Páginas Web de Letras de Canciones
Fuentes

¿Qué es una Letra?

Una letra es cualquier palabra o frase de una composición musical. Las letras pronunciadas en conjunto suelen dividirse en coros y versos dentro de una canción. El autor de la letra se denomina letrista. Se distingue entre el compositor, que escribe la melodía de la canción, y el letrista, que escribe las palabras cantadas al son de la melodía. Sin embargo, como suele ocurrir, el letrista y el compositor de una determinada canción serán la misma persona, conocida generalmente como "compositor".

La letra puede ser cantada, pronunciada rítmicamente o simplemente hablada. Muchos géneros musicales poseen un estilo lírico distinto. Un ejemplo obvio es el lirismo rítmico de la música rap y hip-hop.

¿Qué es un Derecho de Letra?

Ten en cuenta la distinción entre los derechos de autor de una grabación sonora y los derechos de autor de una composición subyacente. Los derechos de autor de la composición subyacente son administrados por los editores musicales en nombre de los compositores. Tanto la música como la letra constituyen el derecho de autor de la composición subyacente.

Cuando dos compositores escriben conjuntamente una canción, lo normal es que ambos contribuyan tanto a la letra como a la música. A veces, dos compositores crean la letra y la música por separado. En este caso, cada compositor posee el 50% de los derechos de autor de la composición subyacente. Un compositor no es el único propietario de la letra mientras que el otro es el único propietario de la música: cada compositor es propietario del 50% de la toda la canción (música, letra y todo).

Sin embargo, esta es una situación demasiado simplificada en términos de derecho de autor. Dependiendo del género y del territorio, los compositores suelen negociar el porcentaje de propiedad real en función de sus contribuciones a la composición.

Todas las regalías recaudadas por la canción para cualquiera de las partes deben dividirse según los mismos porcentajes de propiedad, a menos que se especifique un porcentaje de regalías diferente en un acuerdo separado. Incluso la reimpresión de la letra de la canción, una acción que genera regalías, supone el 50% de los derechos de impresión para el otro compositor, ya que ambos comparten los derechos de autor de la composición subyacente de la canción.

Aunque el ejemplo anterior, en el que un compositor compone la letra de una canción de forma totalmente independiente del otro, puede parecer raro a primera vista, hay que tener en cuenta varios dúos famosos que trabajaban así:

  • Bernie Taupin y Elton John: Bernie Taupin escribe sus letras y luego se las pasa a Elton John. Este par escribió muchas canciones famosas de esta manera, como "Rocket Man", "Tiny Dancer" y "Candle In The Wind".

  • Rodgers & Hammerstein: Richard Rodgers compuso la música y Oscar Hammerstein escribió las letras de varios musicales de Broadway, como The Sound of Music, The King And I, Oklahoma! y South Pacific.

  • Geddy Lee y Neil Peart: En la banda de rock canadiense Rush, Neil Peart es el principal letrista y Geddy Lee se encarga de la composición.

La Licencia de Letra

Según FindLegalForms.com, un letrista (también conocido como "licenciatario") y una empresa que desea licenciar y promocionar la letra de una canción firman una licencia para el uso de la letra de la canción. A menudo, este acuerdo se lleva a cabo entre el licenciatario y los editores musicales, porque el editor suele ser el propietario y/o el que controla la letra junto con los demás derechos de la canción. Este acuerdo establece los detalles específicos del acuerdo, incluyendo: la concesión del derecho a utilizar la letra, los fines para los que se puede utilizar la letra y cualquier restricción en el uso de la letra bajo licencia. También establece la tasa de licencia que se pagará y la condición de contratista independiente de las partes.

Es importante que este acuerdo de licencia esté claramente detallado por escrito. Una Licencia de Uso de Letras de Canciones bien redactada podría ahorrar a ambas partes muchos problemas en caso de mala comunicación o desacuerdos contractuales.

Grabación de Canciones de Éxito con Letra Modificada

En ocasiones, los editores musicales reciben una solicitud de un artista discográfico o productor para modificar la letra de una canción conocida con el fin de volver a grabarla y publicarla con un título nuevo o similar.

"Eat It" de Weird Al Yankovic es un buen ejemplo de este fenómeno. Otro buen ejemplo es la versión de Frank Sinatra de "Have Yourself a Merry Little Christmas".

La línea original es: "A partir de ahora, todos estaremos juntos si el destino lo permite / Hasta entonces, tendremos que arreglárnoslas de alguna manera", pero Frank se negó a cantar la palabra "arreglárselas" y cambió la letra por "cuelga una estrella brillante en la rama más alta". La licencia de este tipo de uso de la letra puede llevarse a cabo de varias maneras entre dos partes.

Dado que cualquier éxito que reciba la nueva grabación dependerá intrínsecamente del éxito de la antigua versión, la mayoría de los editores musicales solicitan la titularidad de los derechos de autor y la consiguiente edición de la nueva canción y la nueva letra. Si este es el caso, el nuevo letrista no recibirá las regalías de edición por su trabajo.

En otros casos, los editores pueden permitir que el letrista de la nueva canción reciba el crédito de escritor y, por tanto, una parte de las regalías mecánicas y de ejecución.

Muchos editores se niegan rotundamente a permitir que un artista cambie la letra de una canción popular por el riesgo de que esto altere las ventas y las regalías de la misma. Además, muchos compositores tienen el derecho, como parte de su acuerdo de edición, de dar la aprobación final a cualquier cambio de letra.

Letras en Mercancías

El uso de las letras en productos como ropa, tazas de café, tapetes de mouse, llaveros, etc., sigue siendo una valiosa fuente de regalías para los compositores y editores. Los propietarios de los derechos de autor pueden llegar a acuerdos individuales con determinados fabricantes. A menudo, acuerdan un reparto al 50% de los ingresos netos, lo que equivale aproximadamente al 15% del precio de venta al público.

La NMPA y los Sitios Web de Letras de Canciones

Los sitios web que muestran las letras de las canciones obtienen grandes cantidades de tráfico e ingresos por publicidad. En 2013, la Asociación Nacional de Editores Musicales envió avisos de retirada a los 50 principales sitios de letras de canciones sin licencia, alegando que su uso de las letras de los compositores debería exigir el pago de regalías.

La NMPA quería que los sitios de letras adquirieran licencias oficiales que concedieran a los compositores y editores una parte de los ingresos publicitarios de los sitios. Lo más probable es que estos avisos de retirada sean el presagio de una demanda por infracción de derechos de autor contra los sitios, que según la NMPA han "ignorado la ley y se han beneficiado de las obras creativas de los compositores". Sin embargo, a diferencia de las infames demandas de la RIAA por intercambio de archivos, la NMPA afirma que no se dirige a sitios individuales de fans.

Al año 2018, esta demanda aún no se ha producido. Casi todas las páginas web de letras de canciones siguen funcionando, aunque algunos de los 50 principales mencionados por la NMPA han obtenido desde entonces la debida licencia para el uso de las letras.

Relaciones Esenciales

  • Principal: Los derechos de letra acompañan a los derechos de autor proporcionados por los compositores musicales a los editores musicales.

  • Recaudación de regalías: Cualquier explotación de las letras es una explotación de los derechos de autor de la composición subyacente y está sujeta a las protecciones que ofrece la ley de derechos de autor de Estados Unidos. Esto incluye el derecho a reproducir, distribuir y mostrar la letra públicamente.

Fuentes

http://www.marktavern.com/blog/2013/11/25/the-nmpa-vs-lyric-sites.html
http://nmpa.org/press_release/nmpa-files-suits-against-two-unlicensed-lyric-sites/
https://www.digitalmusicnews.com/2013/11/11/songwritersdeclare/
http://lyricfind.com/index.php?id=65
http://blog.bookbaby.com/2013/10/lyrics-in-books/

Compuesta por

Jacob Wunderlich, Luke Evans, Mamie Davis, Rene Merideth, Jeff Cvetkovski y Aaron Davis. Traducción: Ana Berberana, Maria Lozano, Rafa Cazares.

¿Quieres utilizar esta guía para algo más que una lectura personal? Buenas noticias: puedes hacerlo, siempre que su uso no sea comercial y des crédito a Exploration.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License.