Por qué escribimos esta guía

Los sellos discográficos existen desde hace casi tanto tiempo como el sonido grabado. Durante años, se creía que firmar con una disquera era sinónimo de "triunfar" en la industria musical.

Aunque el internet y las tecnologías digitales han facilitado el éxito de los artistas sin necesidad de los sellos discográficos, éstos siguen desempeñando un papel importante en la industria. Sin embargo, muchas personas carecen de conocimientos básicos sobre las responsabilidades, la estructura o la historia de los sellos discográficos. Hemos redactado esta guía para explicar qué es y qué hace un sello discográfico.

A quién va dirigida esta guía

Artistas (link required) que quieren saber más sobre los sellos discográficos y lo que éstos hacen por ellos.
Personas que desean trabajar en el negocio de la música y sienten curiosidad por conocer los departamentos y las estructuras de los sellos discográficos.
Amantes de la música que quieren saber más sobre el pasado y el presente de las disqueras para entender mejor cómo llega la música al público.
Compositores (link required), artistas o grupos que quieren saber más sobre el funcionamiento de los sellos discográficos para poder autoeditar mejor utilizando tácticas similares.

Contenido

Definición
Historia
Las Tres Grandes
Tipos de Sellos
Estructura de un Sello Discográfico Grande
Sellos Discográficos y Artistas

¿Qué es un sello discográfico?

Los sellos discográficos son empresas, grandes o pequeñas, que fabrican, distribuyen y promocionan las grabaciones (link required) de sus músicos afiliados.

Básicamente, los sellos discográficos trabajan para vender la marca del artista y los productos que ellos crean. Dentro de los sellos discográficos hay varios departamentos que trabajan juntos para vender mejor sus productos y artistas.

Historia

Los sellos discográficos surgen a finales de la década de 1800, cuando los fonógrafos y los discos fonográficos son comercializados, a medida que la tecnología permitía la producción en masa. A finales de siglo, tres compañías discográficas se habían establecido como líderes de la industria: la Thomas A. Edison Company, la Victor Talking Machine Company y la Columbia Phonograph Company.

A finales de la década de 1910, las patentes originales de las tecnologías de grabación de audio expiraron y pasaron a ser del dominio público. El acceso a estas innovaciones propició la creación de sellos independientes a lo largo de los años veinte. Al mismo tiempo, la invención de la radio se popularizaba y alejaba a los consumidores de la industria de la música grabada.

Por último, la Gran Depresión impedía a los consumidores adquirir muchos lujos. El resultado combinado fue el declive de la industria discográfica a finales de los años veinte y principios de los años treinta. La industria también se consolidó a finales de los años veinte, cuando Victor y CBS adquirieron sellos discográficos. Edison, la empresa que lideraba la industria del audio en sus inicios, cerró su división de fonógrafos y audio en 1929.

La consolidación de la industria discográfica continuó a lo largo de los años treinta y dejó a American Gramophone Company, Decca y RCA Víctor como los principales sellos discográficos de la década.

En la década de 1940, se crearon un gran número de nuevos sellos discográficos independientes. También comenzó la tendencia de los estudios cinematográficos de ampliar sus operaciones para incluir divisiones de audio.

MGM creó MGM Records en 1946. Paramount Pictures y Warner Bros. les siguieron creando ABC Records y Warner Records. Finalmente, la 20th Century Fox siguió con la creación de 20th Century Records.

La consolidación volvió a producirse a mayor escala a lo largo de los años sesenta. En ese momento, CBS había adquirido Columbia Records y American Record Corporation (ARC) junto con sus grupos de filiales.

Warner Brothers compró Reprise y luego Seven Arts. Con el nombre de Warner-Seven Arts, compraron Atlantic y Elektra Records antes de ser adquiridas y fusionadas con Kinney Corporations en 1969. En 1967, MCA puso las filiales Brunswick y Coral bajo el sello MCA. También compraron Decca (US).

A finales de los años sesenta, CBS era el principal sello discográfico, seguido por Warner Brothers. RCA Victor, Capitol-EMI, Polygram y MCA también se mantuvieron en la cima de la industria discográfica.

Warner se mostró increíblemente activa en la década de los años setenta, creando Casablanca y adquiriendo Sire y Asylum records. WEA también se creó bajo el amparo de Warner Communications, mediante la fusión de Elektra y Atlantic en 1973.

Polygram (formada en 1972 con la fusión de Phonogram y Polydor) le compró a Warner la mitad de Casablanca. Después, compraron RSO Records en 1976. A finales de la década, eran propietarios de muchos sellos incluyendo Polydor, Mercury, Smash, MGM y Verve.

EMI Records, formada por EMI en 1972, se asoció con Capitol Records a finales de los setenta para crear EMI-America. EMI compró Liberty Records en 1979, poniéndola bajo la marca United Artists. Luego EMI fue comprada por Thorn, convirtiéndose en Thorn-EMI.

ABC-Dunhill y sus filiales recién adquiridas fueron compradas por MCA en los años setenta. El veterano de MGM, Mike Curb, fundó Curb Records; y Sugar Hill Records se constituyó como el primer sello exclusivo de rap en 1974. También se fundaron otros sellos a lo largo de la década.

A finales de los años setenta, los principales sellos eran CBS (propietaria de Colgems), EMI, Warner, PolyGram (propietaria de Polydor, Mercury, Smash, MGM y Verve) y MCA.

Las principales adquisiciones de los años ochenta fueron la compra de RCA Victor por parte de General Electric (vendida a BMG sólo un año después), la compra de Columbia por parte de Sony, la compra de Monument por parte de CBS y la compra de Motown por parte de MCA.

Time, Inc. y Warner Brothers se fusionaron en los años ochenta para formar Time Warner, Inc. Entre los sellos fundados en la década de los ochenta se encuentran IRS Records, Boardwalk, Def Jam, SubPop y Matador. A finales de la década, los principales sellos eran Sony, Warner, Polygram, MG, EMI y MCA.

En 1990, MCA fue comprada por Matsushita. Al año siguiente, CBS Records se convirtió en Sony Music, estableciendo uno de los grupos discográficos que sigue siendo líder de la industria en la actualidad. Ese mismo año, Warner-Elektra-Atlantic (WEA) cambió su nombre por el de Warner Music Group.

Otro gran sello discográfico actual, Universal Music Group, se formó en 1996 después de que Seagram comprara MCA. Durante la compra, una filial de MCA llamada Rising Tide cambió su nombre por el de Universal Records. Después, Universal compró Interscope y Polygram, consolidando su posición de liderazgo en la industria. Universal también fusionó Island Records con Def Jam y Mercury y fusionó A&M y MCA.

Se produjeron otras adquisiciones cuando Elektra compró un porcentaje de SubPop en 1994 y MCA compró a Geffen Records para que el director del sello pudiera crear una nueva empresa: DreamWorks. Rhino Records compró el catálogo del desaparecido sello de rap Sugar Hill Records en 1995. Al año siguiente, Thorn EMI se separó y se convirtió en EMI Group y Thorn Company, respectivamente.

En el año 2000, Canal+ y Seagrams se unieron y, como resultado, Vivendi Universal se convirtió en la mayor empresa musical. Al año siguiente, AOL se fusionó con Time-Warner. Tras la resistencia inicial debida a los problemas de infracción con empresas como Napster, los sellos discográficos empezaron a aceptar y promover el internet en la comercialización y distribución. Vivendi Universal compró MP3.com; BMG y Warner lanzaron MusicNet; Sony y Universal crearon Pressplay, y BMG intentó (y fracasó) comprar Napster.

A principios de la década del 2000, muchos grandes sellos discográficos acudieron a los tribunales con la representación de la RIAA (Asociación Americana de la Industria de Grabación) para combatir la creciente tendencia al intercambio ilegal de archivos.

En la última mitad de la década, Sony y Warner acabaron en los tribunales por su propia actividad ilegal. Las dos disqueras admitieron haber cometido “payola”, es decir, el soborno ilegal de empresas y celebridades de la radio para conseguir más tiempo de emisión. Tanto Sony como Warner pagaron indemnizaciones elevadas.

En abril del 2003, Apple lanzó la tienda de música iTunes y cambió por completo el consumo de la música. Al ofrecer descargas legales y rápidas de MP3 por sólo 0.99 dólares, la tienda se convirtió en el 2008, en la número uno de la venta de música en Estados Unidos, superando incluso a Walmart. En el 2004, Sony Music Entertainment se fusionó con BMG para formar Sony BMG. Al hacerlo, la lista de grandes sellos se redujo a sólo cuatro: Sony BMG, Universal, EMI y Warner. Cuatro años después, Sony compró la parte de BMG en la sociedad conjunta y volvió a llamarse Sony Music Entertainment.

A finales del 2012, se aprobó la venta de EMI a Universal Music Group. Con esta adquisición, los tres principales sellos discográficos se solidificaron tal y como permanecen en la actualidad: Universal Music Group, Sony Music Entertainment y Warner Music Group.

Las Tres Grandes

Existen tres tipos principales de sellos discográficos: los grandes sellos, las filiales de los grandes sellos y los sellos independientes (ver nuestra guía Grandes sellos vs. Independientes, aquí (link required)).

En la actualidad, las compañías discográficas consideradas como grandes sellos se conocen como las "tres grandes". En el 2016, las tres grandes poseían casi el 70% de la cuota de mercado mundial de música grabada: Universal Music Group (28.9%), Sony Music Entertainment (22.4%) y Warner Music Group (28.9%).

Warner Music Group tiene tres sellos discográficos principales: Atlantic, Warner Bros. y Parlophone. Bajo cada uno de los grupos principales, hay varios sellos más pequeños. Además, Warner Bros. tiene sellos internacionales, alianzas de distribución y varios grupos discográficos más pequeños.

Los principales sellos discográficos de Universal Music Group son Interscope Geffen A&M Records, Capitol Music Group, Republic Records, Island Records, Def Jam Records, Caroline Records, The Verve Label Group, y varios grupos más pequeños y sellos internacionales. Igualmente, cada uno de los principales grupos discográficos tiene autoridad sobre una multitud de sellos.

Columbia Records, Epic Records, RCA Records, Sony Music Nashville, Provident Label Group y varios otros sellos más pequeños e internacionales conforman la lista actual de Sony Music Entertainment.

Tipos de sellos discográficos

El mayor tipo de sello es el de los grandes sellos. Como ya se ha dicho, los tres grandes sellos son Sony, Universal y Warner.

Sellos como RCA Records (Sony), Capitol Music Group (UMG) y Atlantic Records (WMG) son todos grandes sellos. Los sellos que están directamente bajo su administración, pero dentro de la autoridad de su casa matriz, son las filiales de los grandes sellos, que se encuentran en un punto intermedio entre los grandes sellos y los independientes. Pueden denominarse "subsellos" o "sellos afiliados".

La verdadera definición de sello independiente es bastante compleja. Algunos sellos afiliados a grandes empresas siguen considerándose independientes.

A menudo, los sellos independientes utilizan servicios de distribución proporcionados por los grandes sellos. La verdadera diferencia entre un subsello y un sello independiente no afiliado es si el sello comparte sus servicios con un gran sello bajo una especie de cobertura.

Estructura de un gran sello

Los grandes sellos discográficos están dirigidos por un comité de directores y ejecutivos como el presidente y el vicepresidente de la empresa. El comité de directores lo supervisa todo y tiene la última palabra en las decisiones importantes.

El representante de la disquera es una persona o un pequeño grupo de personas. El representante actúa como portavoz en las comunicaciones entre la disquera para la que trabaja y la disquera matriz o la distribuidora.

El departamento de Artistas y Repertorio (A&R) de un sello discográfico es la parte de la compañía que se encarga de encontrar nuevos talentos y convencerlos de que firmen con su sello. A&R busca talentos acudiendo a espectáculos en directo, manteniéndose al día con las novedades de la industria y con los artistas emergentes, escuchando maquetas y estableciendo contactos.

Cuando los representantes de A&R encuentran un talento que merece un contrato discográfico, dirigen las negociaciones entre la disquera y el artista candidato. Se mantienen involucrados con el artista a lo largo de su carrera, apoyando los procesos de grabación y promoción. El departamento de A&R es el que más participa en el aspecto creativo del desarrollo de un artista.

El departamento de marketing de una disquera se encarga de dirigir las campañas de prensa y de promoción de los artistas, los lanzamientos, las giras y todo lo que se venda.

El objetivo de un buen equipo de marketing es identificar los grupos demográficos clave y dirigirse a ellos para maximizar las ventas y el conocimiento del producto por parte del público. El departamento de marketing suele trabajar en colaboración directa con los departamentos de publicidad, ventas y promociones, ya que son ellos los que implementan los enormes planes diseñados por el departamento de marketing.

El "departamento de servicios creativos" crea la estética de los gráficos relacionados con las ventas, la publicidad y otras facetas de la industria. Diseñan los escenarios de las giras, el diseño gráfico de los anuncios, el empaquetado de los productos, el diseño de la mercancía y otros elementos visuales.

El departamento de producción de una disquera se encarga de la fabricación, el empaquetado y la publicación de los discos en un plazo estricto. Trabajan en estrecha colaboración con los departamentos de marketing y A&R para asegurarse de que todos sigan el mismo calendario de promociones previas al lanzamiento. El departamento de producción también hace un seguimiento de las existencias y los datos de producción para mantener los registros de ventas.

El departamento de ventas y distribución actúa como intermediario entre los minoristas y el departamento de producción. Se encargan de recibir los pedidos y de asegurarse de que el equipo de producción disponga del número correcto de productos, en el momento adecuado, para evitar perder dinero, fabricar demasiados discos o quedarse sin discos para vender.

Independientemente de que una disquera trabaje con un fabricante independiente o con su propia fabricación, el equipo de ventas y distribución siempre se comunica con los fabricantes a través del departamento de producción. Si se presenta una falla en esta comunicación, un lanzamiento puede fracasar rápidamente por falta o exceso de oferta.

El departamento de nuevos medios se ocupa de las nuevas plataformas de transmisión, las tecnologías y las oportunidades de difundir su producto medios nuevos y creativos. A medida que evolucionan las tendencias y surgen nuevos medios de comunicación, los experimentos exitosos del departamento de nuevos medios pasan a formar parte de otros departamentos.

El departamento internacional suele trabajar sólo con artistas que han tenido éxito en varios países o territorios. Trabajan en la gestión de la fabricación, los derechos de autor y la distribución de discos en mercados foráneos. Normalmente, los departamentos internacionales llegan a acuerdos de licencia con compañías disqueras extranjeras para que fabriquen y distribuyan en su territorio. El departamento internacional también se encarga de organizar la publicidad y la promoción, así como las giras cuando los artistas salen al extranjero.

Mientras que la mayor parte de una disquera se centra en cómo vender los productos que se le entregan (el artista, o sus grabaciones, o giras), el departamento de desarrollo de artistas se centra en el progreso del artista para mejorar el propio producto. Esto puede implicar trabajar con los artistas en la mejora de la marca, la presencia en las redes sociales, las presentaciones o las grabaciones. Impulsan el lado creativo del artista con el objetivo de aumentar las ventas. A medida que la industria de la música se mueve más rápido, este departamento está siendo eliminado de muchas disqueras.

El objetivo del departamento de publicidad, en cualquier industria, es aumentar el conocimiento del público sobre un producto, evento, persona u otra cosa que se comercialice. En el ámbito de los sellos discográficos, el departamento de publicidad es responsable de encontrar, gestionar y programar oportunidades para la colocación en la prensa o los medios de comunicación. Además, los publicistas trabajan para encontrar oportunidades para que los artistas obtengan publicidad en la radio convencional o en las plataformas de transmisión digital.

En el departamento de promociones, los objetivos son la difusión en radio y la colocación en plataformas digitales. Trabajan en la creación y distribución de grabaciones para la radio convencional, la radio por internet, la radio por satélite, la radio por transmisión digital y los vídeos musicales. En estos tiempos, la publicidad en las plataformas de transmisión digital puede ser muy útil gracias a las listas de reproducción seleccionadas que reciben cientos de miles de reproducciones cada semana.

Los sellos independientes funcionan de forma similar a los grandes sellos, aunque a menudo subcontratan algunas responsabilidades debido a que su personal es más reducido. Las relaciones públicas, por ejemplo, suelen ser subcontratadas por sellos independientes.

Sellos Discográficos y Artistas

Hay una gran variedad de contratos de grabación ("tratos") que los sellos discográficos ofrecen a los artistas. Lo importante es entender que los sellos discográficos contratan a los artistas para promocionarlos y que éstos ganen dinero, que irá a parar nuevamente al sello discográfico.

Cuando los artistas firman con una disquera, aceptan que ésta se quede con una parte de las regalías que genere la grabación. A cambio, los artistas pueden recibir una amplia red de contactos profesionales, campañas de marketing especializadas y una gran cantidad de otros servicios (además de un anticipo y regalías después de la recuperación).

Los contratos entre las disqueras y los artistas suelen incluir el tipo de acuerdo que se hace, las limitaciones, el plazo o la duración del acuerdo, la cantidad de dinero que se intercambia y cuándo se devolverá, y las obligaciones que el artista debe cumplir antes de que termine el acuerdo. Consulta nuestra guía de contratos de la industria musical aquí (link required).

No hay un método sencillo para decidir cuándo un artista debe firmar con una disquera (o si debe hacerlo jamás). En términos sencillos, un contrato discográfico consiste en que un artista renuncie a los derechos de sus grabaciones sonoras y a parte de sus futuros ingresos con el fin de obtener servicios profesionales para avanzar en su carrera. Sin embargo, el objetivo de la disquera es aumentar la rentabilidad de un artista, independientemente de las ganancias que obtenga.

Fuentes

http://musicians.about.com/od/ip/g/recordlabel.htm
http://www.playlistresearch.com/recordindustry.htm
http://www.theguardian.com/music/musicblog/2012/feb/02/behind-music-record-labels
http://entertainment.howstuffworks.com/record-label.htm
https://en.wikipedia.org/wiki/Music_industry
http://www.musiccontracts.com/blog/what-does-a-record-label-do/
http://www.musicbizacademy.com/knab/articles/insidelabels.htm
http://scholarship.claremont.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1595&context=cmc_theses
http://www.ifpi.org/downloads/GMR2017.pdf
https://www.musicbusinessworldwide.com/global-market-shares-2016-sony-and-warner-gain-on-universal-as-indies-rule/
https://en.wikipedia.org/wiki/Record_label
https://www.thebalancecareers.com/big-three-record-labels-2460743
https://en.wikipedia.org/wiki/American_Record_Corporation
https://www.google.com/search?q=how+record+labels+work&oq=how+record+labels+work&aqs=chrome..69i57j0l5.2103j0j4&sourceid=chrome&ie=UTF-8
https://en.wikipedia.org/wiki/Universal_Music_Group
https://en.wikipedia.org/wiki/Columbia_Records
https://en.wikipedia.org/wiki/Sony_Music
https://en.wikipedia.org/wiki/EMI
https://en.wikipedia.org/wiki/Bertelsmann_Music_Group
https://en.wikipedia.org/wiki/PolyGram

Compuesto por:
Luke Evans, Mamie Davis, Jacob Wunderlich, Rene Merideth, Jeff Cvetkovski y Aaron Davis. Traducción: Ana Berberana, Maria Lozano, Rafa Cazares.

¿Quieres utilizar esta guía para algo más que una lectura personal? Buenas noticias: puedes hacerlo, siempre que su uso no sea comercial y des crédito a Exploration.

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License (link required).

06 de Julio, en aprender (link required), lo-básico (link required)